Julio 28


Julio 28 de 1857


Juana Gratias es la receptora de este nuevo mensaje. Se trata de otra reflexión para orientarla. Mensaje que se expresa en sentencias cargadas de vida. Es un eco evangélico: Si te maldicen, bendice; si te calumnian calla y ora. También lo es teresiano: Dios no se muda y la paciencia todo lo alcanza. Ordena tu vida en la oración. El mundo y sus cosas es indigno de ocupar el templo de tu alma. El siervo de Dios… continúa sus tareas en paz mientras el mar se estremece a su alrededor. Sufre con paciencia. Más sufrirá el tirano que el mártir.


A Juana Gratias: Gramat (Francia)

Es Cubells (Ibiza), 28 julio de 1857

J. M. J.

Viva Jesús


Carísima hija: He recibido por conducto de la madre priora de Palma tu carta y me he alegrado mucho al recibirla porque estaba en cuidado sobre la correspondencia.


Ante todas cosas, vayamos a lo principal y no olvidemos y descuidemos por asuntos y tráfagos del mundo lo esencial de la dirección, que es la marcha de tu espíritu en Dios y tus relaciones interiores con Dios. Lo demás «todo se pasa, Dios no se muda y la paciencia todo lo alcanza»...




Hora en el mundo